El reto

Institutos Nacionales de Investigación Agrícola (NARIs) operan en atmósferas cargadas de intereses contrapuestos de los donantes, el gobierno, las partes interesadas, los beneficiarios y los investigadores. En esta estructura tan inestable e incierta, los fitomejoradores de los NARIs se ven obligados a tomar decisiones de mejora con recursos y capital humano limitados. Al carecer de un análisis profundo que respalde las decisiones estratégicas prioritarias, los fitomejoradores corren el riesgo de invertir años en el desarrollo de una variedad que puede no ser adoptada. Sin unas prioridades claras y procesables, los científicos podrían obtener rasgos vegetales que no son prioritarios para los agricultores y los consumidores, lo que desencadenaría ciclos de oferta y demanda desajustados en todo el sistema alimentario.

"Tenemos que pensar de forma crítica sobre nuestro funcionamiento, porque al fin y al cabo establecimiento de prioridades es político. Los donantes tienen sus prioridades, los programas tienen sus prioridades, los criadores tienen sus prioridades y el nexo de todo ello a menudo da lugar a decisiones que no se toman mediante un proceso bien pensado. En ILCI queremos desafiar eso".

Hale Ann TufanCo-responsable de establecimiento de prioridades

Nuestro enfoque

Reconociendo que los programas no pueden mejorar todo a la vez, alentamos a los fitomejoradores a pensar críticamente en las prioridades multidimensionales a través de consideraciones económicas, ambientales, nutricionales, de equidad de género, de participación de los jóvenes y de resiliencia. Nos asociamos con los Centros de Innovación para analizar los impactos óptimos en decisiones e inversiones particulares. Este enfoque colaborativo incluye importantes conversaciones sobre las evaluaciones a largo plazo, las voces de quiénes son escuchadas, qué suposiciones están integradas en la toma de decisiones, el papel de las dinámicas de poder y las relaciones entre proveedores y consumidores. Creemos que mejoramiento de cultivos es fundamental para abordar grandes retos como el desempleo juvenil, el cambio climático, la malnutrición y la desigualdad de género. Sin embargo, alinear estos ambiciosos esfuerzos con un análisis riguroso es fundamental para dar vida a los impactos potenciales.

Destacados

Análisis ex-ante

Analizar los beneficios potenciales de cada perfil de producto en los próximos 25 años

Análisis de la cadena de valor en función del género

Esta herramienta evaluará quiénes son los que cultivan, procesan y consumen la cosecha

Desconexión entre proveedores y consumidores

Estudiar cómo mejorar la comunicación entre las distintas partes interesadas

Investigación de nuestros expertos

En curso

  • Marco de diseño varietal centrado en el impacto: adoptará un enfoque centrado en el ser humano para ayudar a Institutos Nacionales de Investigación Agrícola a evaluar sus prioridades de mejora, cuestionar sus suposiciones, realizar una investigación comprometida y, en última instancia, priorizar el impacto que quieren lograr a través de mejoramiento de cultivos.
  • Análisis ex-ante: ayudará a los ganaderos a analizar los perfiles de los productos con una previsión de 25 años de beneficios potenciales con objetivos de reducción de la pobreza, fomento de la igualdad de género, impulso del crecimiento económico, etc.
  • Adaptar y personalizar las herramientas existentes: ayudar a los Centros de Innovación a utilizar de forma óptima las encuestas, los análisis y las estrategias de investigación que se adaptan a sus necesidades únicas.

Investigación relevante de nuestros expertos

Equipo del establecimiento de prioridades

Martina Occelli

Martina Occelli

Co-responsable de establecimiento de prioridades

Hale Ann Tufan

Co-responsable de establecimiento de prioridades

David Brown

David Brown

Asociado postdoctoral

Miguel Gómez

Robert G. Tobin Profesor Asociado de la Escuela Dyson de Economía Aplicada y Gestión

Sergio Puerto

Candidato a doctor en Economía Aplicada